EL CHACO

Introducción
Caracterización Geoecológica
Característica Hidrogeológica
Formaciones Vegetales
Diversidad Faunística
La Destrucción de los Ecosistemas del Chaco
La Colonización del Chaco
Los Chacos Postcolonizados
La Privatización de las Tierras Chaqueñas
La Privatización del Agua del Chaco

Introducción

El deterioro ambiental y la crisis de los pueblos indígenas tienen la misma causa: la colonización del Chaco y la implantación del modelo de desarrollo no sostenible impulsado por los grupos dominantes. Los impactos ambientales y sociales negativos fueron y continúan siendo producidos por la concentración de la tierra en poder de estos grupos, la masiva expansión de la frontera agroganadera y la pérdida del control indígena sobre los bienes hídricos y biológicos. Este deterioro socioambiental se acentúa aún más por el cambio climático.
 
Tierra Libre, al igual que los pueblos indígenas, considera que los problemas estructurales enfrentados históricamente tienen su raíz en la desarticulación territorial y que un cambio significativo favorable solo puede darse a partir de la reintegración de sus territorios. Estos son los planteamientos básicos de los Pueblos Indígenas del Chaco, manifestados en numerosos documentos de las organizaciones indígenas y en las memorias de los diferentes encuentros étnicos e interétnicos realizados tanto en el Chaco Paraguayo como en el Chaco Argentino y Boliviano.
 
Tierra Libre intenta dar una respuesta coherente a los planteamientos indígenas, mediante estrategias participativas contra la devastación de los bienes hídricos y biológicos, favoreciendo la protección y restauración de los ecosistemas a partir de la articulación territorial indígena.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Caracterización Geoecológica

La planicie del Chaco Paraguayo es parte del Chaco Boreal; limita al Oeste con la Argentina –de la que está separada por el río Pilcomayo– y en el Norte con Bolivia –con frontera seca. La misma ocupa el 61 % del territorio nacional de Paraguay y abarca una superficie de alrededor de 247.000 km2 que representa casi el 25 % del Gran Chaco Sudamericano cuyo dominio es compartido entre Paraguay, Argentina y Bolivia (una fracción menor corresponde a Brasil). Desde el punto de vista geo-ecológico existen varias regionalizaciones de esta llanura.

Por un lado, se distingue entre el Alto Chaco y el Bajo Chaco. Coincidiendo en gran parte con el gradiente de la caída del abanico fluvial del Río Pilcomayo que drena desde los Andes hacia el Río Paraguay, es decir el delta continental del Pilcomayo, el Alto Chaco se ubica en el oeste y noroeste, mientras que el Bajo Chaco se encuentra en el este y sureste de la ecoregión. En esta planicie, formada en términos geomorfológicos por sedimentos terciarias y cuaternarias fundamentalmente del Río Pilcomayo, son escasos y aislados los accidentes orográficos que se deben a fenómenos específicos (éstos son generalmente anteriores en términos geológicos). Los procesos geológicamente más antiguas de sedimentación implican, por un lado,  un alto nivel de salinidad en el subsuelo del Chaco Paraguayo, puesto que se trata en parte considerable de sedimentos marinos; por otro lado, en una mayor profundidad del mismo, especialmente en las zonas cercanas a la triple frontera con Argentina y Bolivia, incluyen la existencia de recursos de hidrocarburos (petróleo y gas). Las alturas topográficas máximas se ubican en la parte central del norte, conocida como cadena Cerro León, cuya altura es de 125 metros sobre el nivel del mar. Elevaciones aisladas como los cerros de Olimpo, Celina, Confuso y Galván están ubicadas en las proximidades del Río Paraguay, y otros en las zonas fronterizas con Bolivia, entre ellos las de Chovoreca, Jara y Ustares. La parte más baja del Chaco Paraguayo se encuentra en las cercanías de Asunción, en las confluencias de los ríos Pilcomayo y Paraguay.

Por otro lado, se distingue entre el Chaco Seco y el Chaco Húmedo. El mayor contraste se da entre el Chaco Húmedo del sureste que está caracterizado por extensas sabanas de karanda'y (copernicia alba), con humedales, esteros, islas de bosques subhúmedos, y bosques en galería, y el Chaco Seco del noroeste donde las formaciones vegetales dominantes son el bosque seco y los matorrales. En el medio entre estos extremos se encuentra una zona de transición, el Chaco semi-húmedo.

Los ecosistemas del Chaco Paraguayo conforman una parte importante de la ecorregión transnacional del Gran Chaco Sudamericano, la cual constituye, después de la Amazonía, la última área boscosa significativa del continente, alcanzando un 30% de la superficie de su extensión original, siendo la mayor extensión medianamente preservada de bosques secos del mundo, por lo que es considerada prioritaria para la conservación de la diversidad biológica. Se trata de una ecorregión con predominancia de bosque seco conformando un ecotono, el cual está biogeográficamente conectado con las ecorregiones vecinas: Mato Grosso, Pantanal, Bosque Semi-seco Chiquitano, Bosque Atlántico del Alto Paraná y Región Subandina. Dependiendo de los criterios clasificatorios que se aplica, se cuenta con varias zonificaciones ecosistémicas del Chaco Paraguayo, pudiéndose distinguir entre 7 y 12 ecosistemas particulares en su interior. En este contexto es importante recordar que tales ecosistemas constituyen a su vez espacios de vida de diversos Pueblos Indígenas.

Tierra Libre interviene en la perspectiva de enfrentar las actuales estrategias político-económicas y territoriales vigentes en esta ecoregión, las cuales apuntan en forma muy masiva a la destrucción de los ecosistemas del Chaco, contrarrestándolas mediante la promoción de una decidida priorización de la conservación de los mismos a partir de la preservación sistemática de los espacios de vida de los Pueblos Indígenas. Este trabajo enfatiza la región que corresponde al territorio nuclear de las etnias de la familia lingüística Mataguayo que están presentes en Paraguay (Nivaĉle, Manjui y Maká), cuyos antiguos espacios de vida fueron divididos en concesiones mineras. Entre las proyecciones político-económicas que amenazan sus ecosistemas se encuentran las acciones de exploración y los intentos de explotación de los recursos de hidrocarburos por empresas petroleras transnacionales, particularmente en el caso de las que ya cuentan con concesiones legalizadas.

Característica Hidrogeológica

 

 

 

 

 

Formaciones Vegetales

 

Diversidad Faunística

 

La Destrucción de los Ecosistemas del Chaco

Contenido no disponible

La Colonización del Chaco

Contenido no disponible

Los Chacos Postcolonizados

Contenido no disponible

La Privatización de las Tierras Chaqueñas

Contenido no disponible

La Privatización del Agua del Chaco

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS